AL MAL TIEMPO, BUENA CARA. QUINTA PARTE

remedios caseros

Remedios para catarros y resfriados

Remedios para catarros y resfriados. El catarro viene acompañado de congestión nasal, tos, irritación de garganta, dolores musculares… Si has cogido un buen resfriado sigue estos consejos para aliviar los síntomas.

 

Para aliviar el resfriado debes abrigarte bien ,dormir , descansar mucho y sobre todo estar siempre bien hidratados , alimentados y nutridos. Para reforzar tus defensas apúntate a los zumos naturales y batidos con zanahoria y manzana ricos en vitaminas y minerales. Toma infusiones de plantas medicinales con una rodaja o zumo de limón (desinfectante) y endulza con miel (antibacteriana). Además, los vahos y baños calientes te servirán para aliviar los síntomas. Puedes añadir un chorro de agua de mar a tus zumos, potenciaras su sabor, así como te beneficiaras de las virtudes del agua de mar.

  • Ajo y equinácea para reforzar las defensas. El ajo es un antibiótico natural y antibacteriano que refuerza el sistema inmunológico contra los virus, puedes preparar un jarabe natural de ajo y miel, para ello pon a hervir un cuarto de taza de agua con un diente de ajo triturado, añade el zumo de medio limón y un poco de miel, deja enfriar la mezcla, cuélalo y ya tienes tu jarabe. La equinácea es otro antiséptico natural, añade media cucharadita de tintura de equinácea a un zumo natural de naranja o a un vaso de agua tres veces al día cuando estés acatarrado.
  • Infusiones para las mucosidades respiratorias. Contra las flemas o mucosidades respiratorias toma infusiones de hojas de capuchina, una planta que actúa como descongestionante. Una infusión de raíz de jengibre fresca es expectorante y despeja las fosas nasales.
  • Té calmante para la tos. Si quieres que el catarro te dure menos y desaparezca la molesta tos toma té de saúco (mejor si se hace con los frutos o bayas frescas), expectorante y rico en vitaminas A y C. O. Cuando la tos es fuerte una infusión con hojas de tilo te aliviará mucho.
  • Infusiones para los escalofríos. Prepara un zumo de naranja, ponle un palito de canela, añade agua caliente y endulza con miel. La canela tiene un efecto calórico que estimula la transpiración y alivia los escalofríos propios del catarro. El tomillo es un excelente antiséptico y expectorante para la tos, pero además calma los escalofríos y la sensación de fiebre, hazte una infusión con sus hojas o flores.
  • Gárgaras para el dolor de garganta. Haz gárgaras con una infusión caliente de hojas de plantas antisépticas para la garganta y pulmones como la salvia y el tomillo. Cuela la infusión y añade dos cucharadas de vinagre de sidra, miel y limón.
  • Vahos para la congestión nasal. Para abrir las vías respiratorias toma unos vapores de hierbas depuradoras (eucalipto, lavanda, enebro, albahaca, albahaca, menta, tomillo, melisa, salvia y canela. Para tomar los vahos calienta en un cazo agua unas hojas de estas hierbas y coloca la cabeza encima tapada con una toalla para que no se escapen los vapores.
  • Baños calientes para los dolores musculares. Para aliviar los dolores musculares propios del catarro te sentarán genial unos baños de agua caliente con unas gotas de aceites esenciales de nuez moscada y jengibre o una cucharada de mostaza en polvo. Mete las manos y los pies durante 10-15 minutos.
  • Jarabe de pétalos de rosa anti-catarro. Deja reposar en un tarro cerrado 50 gramos de pétalos de esta flor en vinagre de sidra (2 tazas) durante 10 días en lugar cálido y después en lugar fresco, puedes utilizarlos para hacer gárgaras o tomarlo como jarabe (1 cucharadita tres veces al día).
  • Loción de lavanda y eucalipto para despejar las vías respiratorias.  Para mejorar la respiración y descongestiona las fosas nasales puedes aplicarte una loción de lavanda y eucalipto, potentes antisépticos, en la garganta, pecho y espalda.

 

remedios este

 

Remedios para la tos:

La tos ocurre cuando los virus, bacterias, polvo, polen o otras sustancias irritan las terminaciones nerviosas en las vías respiratorias entre la garganta y los pulmones. La tos es la manera en que el cuerpo se trata de liberar de estas sustancias y limpiar los pasajes.

Pero, mientras la tos crónica puede ser signo de una enfermedad seria, la mayoría de las personas considera a la tos más como una molestia que como un evento de salud. Y mientras muchas personas, al sentir el comienzo de una tos, van directo a la farmacia a comprar medicina, expertos del American College of Chest Physiciansapuntan que esto es una pérdida de dinero. Existe una gran variedad de remedios caseros que funcionan tan bien o mejor que las combinaciones farmacéuticas. Estos son los más efectivos:

  • “Jarabe” de miel para la tos:Existe evidencia científica de que la miel puede ser efectiva en el tratamiento de la tos y la garganta irritada. Puedes tomarla directamente o, para mejores resultados, mezclar miel con aceite de coco y jugo de limón. También puedes tratar el viejo remedio de las abuelas antes de dormir: un trago de whiskey o coñac mezclado con miel.
  • Un baño caliente: Abre el agua caliente, cierra las ventanas y apaga cualquier tipo de ventilador. El vapor puede ser el peor enemigo de la tos; pero también tu mejor aliado. El vapor trabaja suavizando las vías respiratorias y aflojando la congestión nasal y las flemas en tu garganta y pulmones. (Aunque si sufres de asma, el vapor puede exacerbar la tos).
  • Té de pimienta negra y miel: Para la tos húmeda puedes probar un remedio de té de pimienta y miel; se dice que funciona porque la pimienta estimula la circulación y el flujo de flemas, y la miel es un alivio natural de la tos. Utiliza una cucharadita de pimienta fresca y dos cucharadas de miel en una taza, y luego llénala con agua hirviendo. Tapa y deja remojando por 15 minutos, cuela y bebe. (Ojo, para las personas que sufren de gastritis no se recomiendo ingerir pimienta de ningún tipo).
  • Té de tomillo: En Alemania, el tomillo es un tratamiento contra la tos, las infecciones respiratorias y la bronquitis aprobado oficialmente. Las pequeñas hojas de la hierba contienen un potente remedio que calma la tos y relaja los músculos de la tráquea, al tiempo que reduce la inflamación. Puedes hacer té de tomillo remojando dos cucharadas de tomillo machacado en una taza de agua hirviendo por diez minutos, y luego colar. Añadir miel y limón mejora el sabor y añade fuerza al remedio.
  • Toma muchos líquidos: Beber muchos líquidos, ya sea cualquiera de los tés enlistados aquí o agua simple, puede ser muy bueno para aliviar la tos. Los fluidos ayudan a adelgazar los mocos y mantiene a las membranas húmedas, lo cual ayuda a reducir la tos.
  • Gotas para la tos: Las gotas de mentol para la tos adormecen la parte de atrás de la garganta, lo cuál ayuda a domesticar el reflejo de la tos.
  • Chupa un limón: Este remedio popular es realmente eficiente. Prepara la mitad de un limón y añade sal y pimienta, y después chúpalo.
  • Mezclas comerciales de té:La mayoría de las tiendas de salud tienen una variedad de tés para la tos. El té de hierbabuena, de hisopo o de flor de sauco, por ejemplo, son muy buenos para esto.
  • Jengibre: El jengibre tiene muchísimas propiedades, y se ha utilizado desde la antigüedad por sus propiedades medicinales. Tiene capacidades antistamínicas y descongestionantes. Puedes hacer un té de jengibre añadiendo 12 rebanadas de jengibre fresco en una olla con tres tazas de agua. Deja hervir a fuego lento por 20 minutos y retíralo del calor. Cuélalo y añade una cucharada de miel y exprime un limón. Pruébalo; si está muy picante añade más agua.
  • Orozuz:La raíz de regaliz (o orozuz) ha sido utilizada desde hace siglos para tratar la tos. El orozuz puede ayudar a suavizar las gargantas inflamadas o irritadas para curar la tos. Puedes chupar el palo de orozuz o dejarlo hervir por 20 minutos. Colarlo, añadir una cucharada de miel y un limón y beber.

remedios este2

Remedios para el dolor de garganta

  • Cayena:mezcla 1/8 de una cucharada de pimienta de cayena con 1/2 taza de agua caliente, haz gárgaras frecuentemente durante el día con este remedio.
  • Vinagre de manzana: Mezcla 2 cucharadas de vinagre de manzana con una taza de agua tibia y haz gárgaras cada hora.
  • Té de jengibre: Hazte un té fuerte con jengibre rallado fresco (alrededor de 3 cucharaditas por taza de agua hirviendo), deja reposar durante unos 5 minutos, luego agrega una cucharada de miel y a disfrutar.
  • Té de tomillo: Calma el dolor de garganta con una infusión de tomillo. Prepara un brebaje con 1 cucharada de tomillo seco y 1 taza de agua hirviendo. Cuela la mezcla y haz gárgaras.
  • Té de miel y limón: Mezcla dos cucharadas de miel y 1 cucharadita de jugo de limón con una taza de agua hirviendo. Deja enfriar un poco y bébelo para calmar la garganta.
  • Té verde: Beber una taza de té verde, té puede ayudar a calmar el dolor de garganta, pero hacer gárgaras con él también se recomienda, ya que, naturalmente, combate las infecciones. Aquí puedes leer más beneficios y propiedades del té verde
  • Clavo: Para aliviar el dolor de garganta, mastica lentamente unos cuantos dientes. O emplea la esencia, con precaución, es muy potente.
  • Té de raíz de raíz de regaliz: Prepara una infusión hecha con raíces de regaliz (una o dos piezas por taza) y toma un sorbo. También puedes preparar bolsas de té de regaliz o masticar un trozo de raíz de regaliz para ayudar a aliviar el dolor de garganta. La raíz de regaliz puede afectar la presión sanguínea si se consume demasiado, no se recomienda para mujeres embarazadas o personas que tienen presión arterial alta.
  • Bicarbonato y sal: Mezcla 1/2 cucharadita de bicarbonato y 1/2 de sal con 1/2 taza de agua tibia y haz gárgaras varias veces al día.
  • Infusión de manzanilla: Bebe infusión de manzanilla para calmar el dolor de garganta, la mejor manera es comenzar tan pronto como sientes que se aproxima el dolor.

 

remedios

 

 

 

*En este texto aparecen algunos productos que pueden ayudarnos en esta época del año, existen más remedios naturales. Estos remedios caseros populares los he recopilado para hablar sobre como ayudar a paliar algunos síntomas, no son una consulta . Algunas hierbas, especias y otros ingrdientes pueden entrar en conflicto con la prescripción de medicamentos. Siempre consulta con un especialista que te aconseje adecuadamente.

*Los textos aqui expuestos, son de carácter informativo, cada uno debe hacer el uso que vea conveniente de dicha información, para cualquier duda o consulta sobre cada caso en particular, consulta con un especialista, el cual valorará su situación de salud en conjunto

Imágenes: internet

Texto: redactado y editado por Natalia Car Pe

natacarpe@biotremol.org

 

 

 

 

Publicado en Blog.

Deja un comentario